ads
  • Pasivos y omisos en conflicto de colonos
  • A pesar de que estuvieron presentes nada hicieron para defender a los afectados

ORIZABA.- La policía municipal de Orizaba, ayer dio una clara muestra de charrismo policiaco, dado que no sólo no intervino para defender a los vecinos de la prolongación de Norte 10 y calle México, a un costado de la unidad habitacional CROM, por el contrario, protegió a invasores que pretendieron despojar de su propiedad a 20 familias de esta zona, según lo declarado por los afectados. 
Damaris González, habitante de dicho predio, denunció que desde hace menos de un año recibe amenazas de que será despojada de su propiedad por varias personas que llegan a su domicilio para intimidarla y, ayer por la mañana, se lo cumplieron, pues cuando dormía entraron con machete en mano y la sacaron prácticamente arrastrando, sin importarles que está embarazada y en esta ocasión la amenaza fue de muerte.
“Me sacaron prácticamente sin ropa; dormía, cuando llegaron a jalonearme e intenté defenderme, pero me fue imposible, pues soy mujer y estoy embarazada. La persona llegó si presentarse, ahora sí que llegó a la brava y los vecinos se dieron cuenta de todo y me ayudaron”.
Destacó que -como en su caso- los invasores hicieron lo mismo con los demás vecinos y agregó que ésta no fue la primera vez, ya que desde hace unos cinco o seis meses viene ocurriendo lo mismo. 
Los demás afectados, relataron que la persona que venía encabezando llegó acompañado de unos 40 hombres con machete en mano, palos y demás herramientas, pusieron en las entradas de las calles láminas para impedirles el paso, al mismo tiempo que rompían candados, abrían puertas y los pretendían sacar por la fuerza de sus casas.
Relataron que esto ocurrió desde muy temprano bajo la mirada de los policías municipales de Orizaba, a quienes les pidieron que intervinieran, haciendo hincapié en que por 20 años están pagando sus impuestos como el predial, agua potable, alcantarillado y limpia pública; sin embargo, no lo hicieron a pesar de que venían con armas blancas y sólo se limitaron a decirles que estaban ahí para que no se armara la trifulca. 
Uno de los vecinos relató que acudieron a la fiscalía para iniciar un procedimiento y que se les dijo si había un orden de desalojo en su contra, la repuesta fue que no, por lo que iniciaron un proceso legal.

ads