Córdoba.- Aunque la movilización de la Policía estatal y de la Marina inició desde las seis de la mañana, fue hasta horas después cuando se confirmó en Sesión de Cabildo que la Policía municipal pasaría a manos del Estado, bajo el Mando Único Policial, estrategia para combatir la delincuencia.

Córdoba es el primer municipio en lograr que su demanda de seguridad se convierta en realidad. La propuesta para combatir la inseguridad a través del Mando Único, fue puesta a disposición del órgano de Gobierno estatal.

El gobernador Javier Duarte instruyó al secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, para asumir el control de seguridad en el municipio de Córdoba, y acordar con la autoridad municipal todas las acciones de colaboración y coordinación para integrar una sola fuerza de combate que brinde mayor protección a los ciudadanos.

De manera sorpresiva, la mañana de ayer los casi 300 elementos de la Policía Preventiva Municipal y los cerca de 150 elementos de Tránsito y Vialidad Municipal fueron desarticulados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Secretaría de Marina.

Los ahora ex elementos preventivos fueron concentrados en el Centro de Atención Ciudadana, para la entrega tanto de sus armamentos como de sus vestiduras oficiales, quedando literalmente “en calzones”.