Orizaba.- La Policía confirmó que los presuntos asaltantes de las oficinas de Cablecom, atracadas la noche del miércoles, portaban una metralleta Uzi, y una pistola tipo escuadra por lo que dieron parte al Ministerio Público de la Federación (MPF), a fin de investigar la procedencia del arma y las actividades de los inculpados.

Ellos son el instructor de rumba David López Núñez, de20 años, quien tiene su domicilio en la unidad 27 de Mayo, así como Alejandro Aguilar López, estudiante, de 21 años.

De acuerdo con las autoridades, los dos son investigados ya que al parecer David enfrenta otra acusación por robo, pero se indaga a fin de fincarle o deslindarlo de culpa.

Mientras permanece en los separos de la Inspección de Policía, luego de su captura, el miércoles.

Según la agraviada, Cristina Viridiana Hernández Cruz, las armas que le fueron puestas en observación, son las utilizadas para someterla y despojarla de los $22 mil que tenía en caja, producto de la cobranza del día.

Sin embargo no señala a los detenidos, aunque autoridades reconocen que pudo haber dudado ante el temor de sufrir represalias.

Lo cierto es que los inculpados permanecen en la cárcel y aunque han negado cargos, son los detenidos por la Policía de Rafael Delgado, a quienes se les encontraron las armas y $4 mil que eran parte del botín.

Ahora será el fiscal Alejandro García Olivares, quien decida sobre la situación legal de los detenidos, quienes permanecen en la cárcel preventiva.

 

GABRIEL LAGOS

EL BUEN TONO