Amatlán.- Dos vendedores de tortilla, vecinos de Paraje Nuevo y California, resultaron heridos anoche, y quedaron prensados en el automóvil en que viajaban, tras chocar de frente con una camioneta de lujo, en la carretera a Amatlán, a la altura del ex puente de “La Piña”.

Grupos de rescate y policías arribaron al lugar del accidente, donde cerca de una hora los afectados permanecieron atrapados en el vehículo, hasta que fueron rescatados por personal del área de rescate urbano de la Cruz Roja, y trasladados a un hospital.

Informes recabados señalan que el accidente se produjo alrededor de las 21:50 horas de este domingo, cuando de Amatlán hacia el trébol de la autopista se dirigía un automóvil marca Nissan-Tsuru I, color guinda, con placas de circulación YEH-2997, el cual era conducido por Arnulfo Soto Calvario, de 25 años, de ocupación vendedor de tortillas y con domicilio en la congregación Ojo de Agua Grande o California, quien iba en compañía del también repartidor y vendedor de tortillas Guadalupe Cuahua López, de 38 años, vecino de Paraje Nuevo. De acuerdo con reportes policiacos, el chofer iba alcoholizado.

A la altura del ex puente de “La Piña”, este automóvil se estrelló de frente con una camioneta marca Dodge-Caravan, color azul, con placas YHS-9891, conducida por el obrero del ingenio San Miguelito, Manuel Méndez Castro, de 52 años, quien luego de terminar sus labores, se dirigía a su casa, ubicada en la colonia San Francisco, de Amatlán.

Debido al fuerte encontronazo, el coche quedó destrozado del frente, con el parabrisas destruido, y sus ocupantes atrapados dentro del automóvil, policontundidos, y el chofer herido de la cabeza, en tanto que el otro vehículo resultó dañado del ángulo delantero izquierdo, y su conductor resultó con golpes leves.

Al lugar acudieron policías municipales al mando del comandante Manuel Cortés Cruz, así como Bomberos de Amatlán, y personal de la Cruz Roja, siendo estos últimos quienes con el equipo de rescate urbano trabajaron por más de una hora, para sacar a los ocupantes del coche y luego los trasladaron al Hospital General “Córdoba”, donde quedaron internados.

Más tarde, arribó al lugar un perito de la delegación 30 de Tránsito del Estado, con base en Yanga, para tomar conocimiento de los hechos y deslindar responsabilidades. 

 

Antonio Osorio

El Buen Tono