Orizaba.- Tanto en la región serrana como rural, se estima que unas quince mil personas estarían siendo vulnerables a los efectos del invierno, por lo que ya se prepara un plan de contingencia consistente en la dotación de despensas y cobertores.

El coordinador regional de Protección Civil, Luis Palma Déctor, dijo que se tienen debidamente ubicadas las localidades con mayores necesidades porque las personas habitan en condiciones precarias.

Cada año, durante la temporada invernal, se recomienda a las familias que habitan en la región serrana tomar las previsiones necesarias, pero se les ayuda a mejorar su calidad de alimentación para fortalecer su sistema inmunológico por medio de la dotación de despensas.

Aunque no reveló la cantidad de despensas que se tienen como reserva para el invierno que se avecina, dijo que se tiene previsto llegar a los sitios donde el termómetro estaría marcando hasta tres grados centígrados como temperatura mínima.

Aunque miles de familias ya están acostumbradas a soportar las malas condiciones del clima, los grupos vulnerables a sufrir infecciones respiratorias agudas, entre otros padecimientos que debilitan su salud de forma constante, son los menores de cinco años y los mayores de sesenta.

Actualmente, las ondas frías que bajan del norte de país se asocian a la humedad relativa en la región, generando un descenso de la temperatura y lluvias de fuertes a intensas. 

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono