Orizaba.- Tres adultos y un menor de edad fueron presentados la tarde de este jueves en las instalaciones de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), como presuntos asesinos del ingeniero José Rafael Campos Oropeza, y de su sobrino Jaime Antonio García Flores, a quienes ultimaron a machetazos y pretendieron desaparecer al arrojarlos al río, en la comunidad zoquiteca de Buenavista.

El subprocurador de justicia en la zona centro, maestro en leyes, Ricardo Carrillo Almeida,  y el coordinador de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), licenciado Pablo Rached, informaron en rueda de prensa que se trata de Enrique Romero de la Cruz, de 62 años, Guadalupe Romero Medina, de 29,  Maurilio Ixtacua Coatquezale, de 38 años, y el menor de edad, del que no se dieron detalles.

‘Es un menor que quedará a disposición de la Agencia Especializada en Responsabilidad Juvenil, y será ahí en donde se determine su situación legal’, describió el fiscal Carrillo Almeida.

El informante detalló también que otros dos cómplices se dieron a la fuga, pero ya se les tienen identificados como amistades de los detenidos, por lo que son buscados.

Otra búsqueda que continúa es la del cadáver de Jaime Antonio, el cual hasta el momento no ha sido recuperado, así como el del automóvil Chevy en el que acudieron a cobrar los finados, y que se especula, fue robado por los prófugos.

El móvil del doble crimen fue el cobro de un adeudo por la compra-venta de un predio, según se confirmó mediante el resultado de las investigaciones, y se descartó cualquier otro hecho.

Tras su presentación, los detenidos fueron llevados nuevamente al rancho en donde vivían, para escenificar el doble crimen y dejar en claro a las autoridades la participación que tuvo cada uno.

‘Hemos recogido un machete, un tubo y otros artículos que fueron utilizados por los asesinos para cometer su fechoría, y los vamos a presentar como prueba para su consignación’, refirió Carrillo Almeida.

Como se informó, el ingeniero y su sobrino fueron asesinados a machetazos para no pagarles una deuda de $50 mil, el lunes por la tarde.

El suceso movilizó a personal de la Procuraduría de Justicia, y la tarde noche del miércoles se efectuó un operativo en la comunidad de Buenavista, y se rescató el cuerpo mutilado a machetazos del ingeniero Rafael Campos Oropeza.

Estaba semienterrado en la ribera del río que pasa en esa comunidad, pero el que no fue encontrado, fue el cadáver de su sobrino, Jaime Antonio García González, de 41 años.

Se detuvo a Enrique Romero de La Luz, a su hija y yerno, mientras que peritos de la Procuraduría a cargo del delegado regional, Alonso Elvira, realizaron las diligencias de rigor y recogieron un machete con el que se presume asesinaron al ingeniero y su sobrino, así como restos al parecer de ropa quemada.

La AVI continúa con las indagatorias, en un intento por esclarecer completamente los hechos.

GABRIEL LAGOS

El BUEN TONO