Orizaba.- La investigadora, escritora y doctora por la UNAM, Celia Palacio Montiel, manifestó que la justicia para las madres y familiares de personas desaparecidas es inalcanzable en un país de impunidad, lo anterior en el marco de la presentación del libro “Porque la lucha por un hijo no termina…”. 

Resaltó que con el libro se pretende visibilizar lo que las madres sufren, “al buscar un vestigio, un fragmento, un indicio de sus seres queridos, sus indagaciones para encontrarlos con vida o en fosas clandestinas no se ha detenido a lo largo de los años, ni siquiera en medio de la pandemia con lo que ha implicado, con gran valentía y entrega reclaman su derecho para saber qué pasó, en apego a las circunstancias el derecho a tener una tumba digna para sus hijos y eso fue lo que quise
 recoger en este libro”. 

Además, durante su discurso, la rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara, destacó, “esta investigación da voz y rostro a lo que la numeralia no ha logrado sensibilizar en la población, leer cada testimonio hace real lo que en cifras, por cierto, siempre distintas, no tiene el mismo peso. Este libro aparece en un contexto que no logra mejorar las peticiones de los colectivos, de las familias que tienen
desaparecidos”. 

“Escuchamos un discurso oficial en los niveles de gobierno que suele expresar el acompañamiento, pero que no es congruente con la realidad, leer algunos de los testimonios recopilados revela con crudeza los pesares, la rudeza, las experiencias, intentar describirlos da lugar a un llanto”, puntualizó. 

Agregó, “sus descripciones no podría expresar el dolor compartido, un dolor infinito y una herida que no cicatriza, un yugo que no se aligera, una ansiedad que no se aquieta, un hueco en el alma y en el cuerpo, un sentir que no encuentra palabra que explique, una historia que no concluye, un alivio que no se halla”. 

“Se trata de un mal que a nadie se le desea, un horror inconcebible que se multiplica por miles, gobiernos que no actúan, una madre que no descansa, un amigo que no entiende, un familia incompleta y un llanto que no se seca, un luto sin tumba, un entierro sin lápida”.

“Es un México injusto, aquí seguimos, mirando los restos de los desaparecidos que portan sus madres, que llevan en la memoria y en el corazón, un libro de Celia Palacio Montiel, y que nació de la inspiración de la exposición fotografía con el nombre de Daniel GM”.