CÓRDOBA.- Es el sector del transporte público el que más ha hecho caso omiso al llamado de las autoridades para acudir a verificar, señaló Alejandro Huesca, empresario del ramo, quien reconoció que existe una apatía por cumplir con esta obligación.

Explicó que hay un rezago de al menos el 60 por ciento y sólo es bajo la advertencia de aplicar sanciones, que acuden a realizar dicho proceso.

“Desgraciadamente la ciudadanía únicamente cuando escucha que va a existir una multa, es cuando acude a verificar”.

Debido a la indiferencia que prevalece, el empresario señaló que las autoridades encargadas del ramo, como Tránsito en Córdoba, están tomando “cartas en el asunto”, es decir, aplicando infracciones a las unidades que no cumplen.

Añadió, en la zona de Córdoba existen más de 100 mil unidades, de las cuales apenas el 35, máximo un 40 por ciento ha acudido a verificar.

“Sabemos que la importancia de la verificación, es para cuidar el medio ambiente y la salud”.

Sin embargo, las autoridades deben trabajar en forma coordinada para que los concesionarios, especialmente los del transporte público cumplan y no circulen como “chimeneas” y sea sancionados si no han acudido a verificar.