Juan José Vallejo Garay y José Luis Fernández, miembros activos del PAN, acudieron en días pasados al Comité Ejecutivo Nacional de este partido, para presentar pruebas en contra del diputado Juan Carlos Castro, pero el secretario general adjunto, Tomás Trueba, se limitó a recibir la documentación y nada hizo en contra de este pillo que pretende seguir escalando cargos públicos para robarse el dinero del pueblo, como lo hizo con la luz en sus oficinas.

   Selene Alejandra Martínez Barragán y  Reyna Miriam Cárdenas Castillo son las ciudadanas despedidas por Castro Pérez.

      Este diputado debe ser expulsado de las filas del PAN; sin embargo,  Tomás Trueba se convirtió en su cómplice y protector desde el Comité Ejecutivo Nacional panista.     Por la corrupción de estos políticos, los ciudadanos han perdido la confianza en los partidos políticos.