• Médicos y enfermeras son usados como carne de cañón por Armando López Pérez y Francisco Javier Arrazola Arteaga, ex líder sindical

Orizaba.- Bajo el argumento de una falta de insumos para protegerse y atender debidamente a la población, trabajadores del Hospital General Regional de Especialidades Número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social “Ignacio García Téllez”, se manifestaron sobre la avenida principal mejor conocida como Calle Real, bloqueando ambos carriles, pero ayer trascendió que dicha protesta se llevó a cabo con todas las agravantes de Ley: premeditación, alevosía y ventaja.

Un pequeño grupo de médicos especialistas, generales, pasantes así como personal de enfermería y de servicios básicos que no cuentan con gorros, batas, guantes y cubrebocas desechables se reunieron a las afueras del nosocomio minutos después de las 08:00 horas, luego de que trabajadores del tercer turno salieran de laborar e iniciaron la manifestación.

Otros empleados del IMSS señalaron a Armando López Pérez, a quien tildaron de ser un “resentido sindical” y pretender desestabilizar al sindicato de empleados del IMSS del que alguna vez formó parte y desde donde traficaba con los exámenes de escalafón, de lo cual nos proporcionaron más información de la que daremos cuenta en próxima entrega.

A fin de ejercer presión a los directivos de la institución, los más de 100 manifestantes con cartulinas fluorescentes en su mayoría se postraron en ambos carriles para evitar que cualquier medio de transporte que circula por la zona pasará, originando a su vez que Tránsito Municipal acordonara la zona para evitar que se registraran accidentes.

Luego de una hora y media de haber iniciado la protesta, el secretario general del Sindicato de la Sección IV, Juan Carlos Perzabal, arribó al lugar para escuchar las diferentes quejas de los inconformes y los invitó a conformar una comisión para que ingresaran al auditorio a sostener una reunión con el cuerpo de gobierno delegacional.

Al paso de tres horas, el doctor Raúl Vera Aguilar salió del hospital para platicar con el resto de los manifestantes que se quedaron a seguir con la protesta, mencionándoles que la reunión había sido un éxito y que se habían logrado buenos acuerdos entre ambas partes; sin embargo, decidieron no retirarse hasta que salieran el resto de sus compañeros.

Cabe destacar que Armando López no actúa solo y a decir del personal del Instituto, “la verdadera mano que mece la cuna es el doctor Francisco Javier Arrazola Arteaga, ex líder sindical de la sección IV del SNTSS, quien juró vengarse de Carlos Jesús Perzabal Castillo, el actual dirigente, quien impidió por todos los medios que los hijos de Arrazola ingresaran al actual comité sindical.

Respalda sindicato a inconformes
Luego de que integrantes del comité de diálogo salieran de la reunión dieron a conocer que la falta de insumos se debió a errores de comunicación entre la empresa, personal directivo y los trabajadores, es decir, insumos sí hay, todo fue un pretexto. Sin embargo, a partir de ese mismo momento lo empezarían a otorgar como parte de las medidad de protección para los trabajadores de la salud.

Mencionaron que son estrategias que la empresa está tomando y tendrán que empezar a utilizar el recurso conforme la marcha y ver los resultados una vez que se vayan obteniendo, además de conocer si los mecanismos implementados se están desarrollando de manera adecuada.