• Se desconoce su identidad
  • El cuerpo yacía boca abajo, atorado en unas piedras del afluente a unos cinco metros de las riberas; las autoridades investigan

Omealca.- Un cuerpo en avanzado estado de putrefacción fue encontrado, atorado entre unas rocas en las aguas negras del río Blanco, entre Providencia y Omealca.
El cuerpo yacía boca abajo, a unos cinco metros de las riberas del río, por el lado de Omealca. Sólo se apreciaba que portaba unos tenis, al parecer, blancos.
La Policía Municipal de Omealca y Cuichapa rastrearon la zona en busca del cadáver, ya que los primeros informes indicaban que se encontraba, a la altura del puente de fierro. La Policía Ministerial de Tezonapa y Servicios Periciales de Córdoba realizaron diligencias en el sitio del hallazgo para conocer características de la víctima y saber, sino no se encuentra entre las personas reportadas, desaparecidas en las últimas semanas en la región.
El hallazgo fue alrededor de las 15:00 horas de ayer, cuando unos pobladores descubrieron, un cuerpo atorado entre unas rocas, dentro del río Blanco. Corporaciones policiacas rastrearon el área en busca del cuerpo hasta localizarlo por el lado de Omealca, frente a un lugar conocido como Playa Azul.
Informes indican que el cuerpo fue arrastrado por la corriente y dejado a un lado de las riberas del caudal, donde fue descubierto por unos pobladores que caminaban por esa zona.
Para las autoridades, el desconocido tiene varios días de muerto y hasta la tarde-noche de ayer, no había mayores informes que pudieran servir para reconocerlo oficialmente.
Informes de las autoridades confirman que el sitio donde apareció el cuerpo putrefacto, es el mismo donde se han localizado cuando menos tres cadáveres, desde hace unos dos años a la fecha.