El preciso y mandamás de Córdoba, Don Francisco Portilla juega carambola de varias bandas y eso que de chamaco, no jugaba ni a las canicas para que no se fuera a ensuciar las rodillas. Ya que por un lado simula ante el Gobernador que apoya a Del Castillo, a Aguilar Yunes, o a De la Llave Migoni, por mencionar algunos, por otro en realidad promueve un juego perverso que busca colocarlo a él en un nuevo puesto dentro del Congreso Local o en el Gabinete de Javier Duarte.

Pareciera un juego, si es que se le puede llamar así, como en el beisbol manda un toque de bola esperando ocupar una base en pelota ocupada, pero esto es sólo un engaño al gobernador o a nosotros, ya que radica en bloquear a todos los enviados de este para impulsar a uno o varios de sus personeros.

Busca afanosamente abrirle un frente a Del Castillo y le apoya para que sea candidato pero a la diputación local, que; con el lleva y trae a eventos del orden Estatal con la bandera de “representación” del jefe, espera alejarlo de la presidencia municipal de Córdoba, porque mueve los reflectores de los demás municipios y en su silla intenta o planea dejar al buen turista europeo: Martín Becerra Jr., al gran Paco Cessa, o en el peor de los escenarios, a su protegido el Dr. Francisco Rangel, Rector de la UTCV.

Este último también simula que construye solo su propio escenario cuando en realidad, se le ve cobijado por portillistas de bajo perfil -como Edna Mateos- (ex dirigente del PRI municipal y muy cercana a Paco Cessa) quien entró a trabajar lo más seguro recomendada por “Pacoman” a esa institución académica en lo que se pudiera llamar un trueque con futuro.

Así, busca presionar a Del Castillo a no entrometerse en su feudo y bloquear al mismo tiempo a todo aquel que el llamado “Ilustre Gobernador” quiera impulsar para ser posible candidato del PRI a la presidencia municipal de Córdoba. Pues diversas organizaciones de taxistas, mujeres y hombres de trabajo han estado manifestando de manera “espontánea” su “apoyo” al Dr. Rangel, que sólo es un globo de helio y llenado “al vapor”, que como Lagos, Dirigente Estatal del Tricolor mencionó que para las selección de candidatos iba a tomar en cuenta: a los certificados, pues el Dr. se la está creyendo.

Portilla es perverso. Y mucho. En su juego han caído varios y siguen cayendo otros que creen que la candidatura de Rangel es ajena al actual presidente de Córdoba. Tanta es su perversidad que entregó a los dueños de conocido periódico Local, la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento (y casi entrega un jugoso negocio de parquímetros) para tener campo abierto en lo que ese diario publica.

Así, con esas artimañas, quien sabe que otras cosas a entregado, que ni cuenta nos hemos dado que instruye “a su gente” de algunos medios, que a través de notas seguramente difamen a sus rivales políticos, donde reporteros y páginas de internet hagan encuestas en las cuales excluyan a sus adversarios internos y externos o los incluyan como candidatos pero ubicados por debajo de sus ahijados políticos.

Mientras que por otras notas de tipo “rosa” o en sociales, impulsen a gente sin carisma ni preparación real como Cessa o Becerra. Y así también muchos que no quieren a Portilla en realidad, están creyendo que Rangel es una opción ajena a este. Cuando no ven la mano que realmente mueve la cuna.

Centrado en su estilo, jugador de lo perverso, siempre fiel a nada y simulador en todo, así lo retratan quienes lo conocen desde su juventud. Siempre buscando escalar, a costa de lo que sea o de quienes sean. Se dice que incluso ha dejado familia en el camino en esa búsqueda frenética por mejorar su situación personal.

Espera que a cambio, le den una ubicación en el gabinete estatal o sea palomeado en una curul “plurinominal” por su destacada administración, ese es Paco Portilla, batiente de todos, hasta con la gente del gobernador en turno.