Córdoba.- Ante la posibilidad de eliminar las cuotas escolares en los diferentes niveles de educación básica en el país, Rita María Guerra Nogueira, presidenta de la Asociación de Padres de Familia del Estado de Veracruz, aseveró que esta es una situación muy difícil  de lograr, toda vez que existen demasiadas carencias y muy poco presupuesto.

Indicó que esta propuesta del Gobierno federal se ve muy lejana de poder desarrollar, pese a que busque apoyar a la economía de las familias, las aportaciones que los padres realizan son para solventar los gastos de estos planteles educativos, dado que hasta la fecha no existe algún programa que cubra la compra de materiales didácticos, así como de limpieza.

Al respecto, Guerra Nogueira enfatizó que se necesitaría generar un presupuesto que permita atender las necesidades de las más de 20 mil escuelas que conforman los cerca de un millón 700 escolares de educación básica, tan solo en la entidad veracruzana.

La entrevistada aseguró que pese a que ésta sería una buena medida, lo importante es enseñar a los integrantes de las asociaciones de padres de familia, a gestionar apoyos entre particulares, toda vez que un plantel educativo no debe depender de las cuotas.

Al ser una prioridad el contar con escuelas dignas, reiteró que sin duda el panorama se ve muy complicado; “pongamos en promedio 100 pesos por alumno, estamos hablado de 1 millón 700 alumnos en Veracruz, yo no se si alcanzaría un presupuesto federal, para cubrir esta cantidad”, indicó.

A este factor común, se suma el hecho de que las necesidades de las escuelas son muy diversas, dado que cada uno puede carecer de materiales didácticos, hasta inmobiliarios; por ello, se tendría que analizar caso por caso, para conocer a detalle cuáles deben ser las acciones que el Gobierno federal debe implementar.

 

Yessica Martínez Argüelles

El Buen Tono