Un momento inolvidable en la vida de la encantadora Camila Tiburcio Rubio ocurrió hace apenas unos días al cumplir con el sacramento de la Primera Comunión.

La ceremonia religiosa se llevó a cabo en una de las iglesias del centro de la ciudad y hasta ese lugar arribó Camila en compañía de sus orgullosos padres Juan Carlos Tiburcio y Tania Rubio de Tiburcio, así como por sus ahora padrinos Julián Cossio y Tamara Rubio, quienes ante el Creador se comprometieron a velar siempre por su bienestar y además guiarla por el camino de la fe católica. 

El sacerdote ofreció una emotiva ceremonia religiosa y en esta ocasión Camila tuvo oportunidad de probar por primera vez el vino y la hostia consagrada, el cual seguramente será un momento realmente memorable para ella.

Posteriormente para festejar a Camila sus papis ofrecieron una gran celebración que se llevó a cabo en una conocida quinta de la ciudad en donde disfrutó de la compañía de sus familiares y seres queridos.

Dicho lugar lució una decoración alusiva al acontecimiento que se encontraban celebrando la familia Tiburcio Rubio y todos los asistentes tuvieron oportunidad de saborear el exquisito banquete que fue mandado a hacer especialmente para este día.

La diversión estuvo de lo mejor para grandes y para chicos, los primeros porque tuvieron oportunidad de bailar algunas alegres melodías que fueron interpretadas por el grupo musical que amenizó el festejo y los peques porque se la pasaron jugando y brincando en los inflables que fueron instalados en el jardín del lugar.

Sin lugar a duda Camila estuvo muy contenta y esto se debió a que compartieron este especial momento con toda es agente que tanto la quiere.

 

   Edy Méndez

EL BUEN TONO