CDMX.- Al considerarlo un tema prioritario, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizó 775 trasplantes durante la contingencia sanitaria por Covid-19

El instituto especificó que 62 donaciones fueron multiorgánicas y 215 de tejidos, con lo que se realizaron 349 trasplantes de riñón y 14 de hígado de donador vivo y cadavérico; 322 de córnea, tres de corazón y 87 de Células Progenitoras Hematopoyéticas.

“El Seguro Social ha dado prioridad a la atención de urgencias nacionales y asignaciones prioritarias para preservar la vida de derechohabientes”, señaló.

Indicó sobre la procuración de 500 córneas, 124 riñones, 25 hígados, tres corazones, 30 de tejido musculoesquelético, 13 de piel y dos válvulas cardiacas.

La Jefa de Área de Donación de la Coordinación de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, Erika Rivera Durón señaló que durante la Fase 3 de la pandemia se reconvirtió el 80 por ciento de las Unidades Médicas Hospitalarias con el Programa de Donación y Trasplante, por lo que sus médicos se sumaron a los equipos Covid-19, con la finalidad de hacer frente común a la emergencia.

Precisó que para la donación se implementó un protocolo especial por la crisis sanitaria, para resolver las urgencias nacionales y asignaciones prioritarias; en trasplantes se dio seguimiento a pacientes trasplantados y donadores de manera virtual, telefónica o presencial, si lo ameritaba el caso.

Subrayó que durante la recuperación hospitalaria se están retomando los procesos de donación y trasplante, con base en el semáforo de riesgo epidemiológico en cada unidad hospitalaria.

Resaltó que siempre deberá considerarse la capacidad funcional e instalada en la unidad médica, suficientes equipos de protección personal, abasto de medicamentos e insumos, además de los servicios de radiología, banco de sangre y patología libres de Covid-19.

Indicó que al protocolo del donante cadavérico multiorgánico, donante vivo y receptores en lista de espera, se agregó como medida de seguridad adicional para los derechohabientes y equipo médico, la toma de prueba de PCR en hisopado nasofaríngeo para virus de SARS-CoV-2 y tomografía de tórax. Los estudios deberán realizarse máximo 48 horas antes del trasplante o la donación.

Añadió que para los donantes cadavéricos en parada cardiaca, sólo se realizará la prueba de PCR, cuyo resultado debe ser negativo para considerarse candidato a procuración de tejido.

La doctora Erika Rivera Durón dijo que por grupo de población la mayor demanda de trasplantes fue por urgencias prioritarias de córneas en pacientes jóvenes y un trasplante de hígado de donador vivo para paciente pediátrico.

Refirió que en la Ciudad de México se ha registrado la mayor cifra de donaciones y trasplantes; y en cuanto a donación le siguen el Estado de México, Nuevo León y Querétaro.