Superiberia

Orizaba.- Ante la Fiscalía Regional se presentó la esposa del policía militar que perdió la vida durante un trágico accidente que se suscitó la madrugada del pasado lunes en la autopista Puebla-Córdoba, para reclamar sus restos.

Según refirió Beatriz Pantoja Chaga, el ahora occiso respondía en vida al nombre de Lorenzo Antonio Ramírez Zamudio, tenía 31 años y era originario de la ciudad de Veracruz, aunque actualmente radicaba en el Estado de México.

Refirió al fiscal que aperturó la Carpeta de Investigación que su esposo tenía varios años perteneciendo a la Policía Militar en grado de cabo, y que había sido asignado a la recién creada Guardia Nacional apenas hace unos meses.

Sobre su fallecimiento, la Fiscalía informó que, de acuerdo a la necropsia que le practicó el médico legista en las instalaciones del Semefo, el cabo sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y una hemorragia interna.

Luego de concluir con las diligencias de Ley, la mujer recibió el oficio de liberación para que pudiera retirar del Semefo los restos de Ramírez Zamudio, los cuales fueron trasladados al municipio de Medellín de Bravo, para ser sepultados.

Como se informó, el accidente en el que murió el oficial ocurrió la madrugada del lunes, cuando al ir viajando a bordo de su camioneta, perdió el control y chocó contra la barra de contención que está a la altura del kilómetro 228 de la autopista Puebla-Córdoba.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.

Vecino