Orizaba.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reconoce el apoyo y la labor de los camilleros que constituyen un eslabón para que los procesos médicos se lleven a cabo en óptimas condiciones destacando al trabajador Manuel Alberto Martínez Torres que padeció la enfermedad.

El camillero con varios años de laborar al servicio de la institución no imaginó apoyar en la atención de pacientes hospitalizados por Covid-19; sin embargo, desde el inicio de la emergencia sanitaria, ha estado asignado al quinto piso del Hospital General Regional (HGR), en Orizaba.

Él apoya a las enfermeras para bañar a los pacientes que no pueden hacerlo por sí mismos y movilizarlos para evitar lesiones en la piel mencionando también que cuando son dados de alta a él y sus compañeros les corresponde bajarlos para que se reencuentren con su familia, prácticamente para ellos son momentos muy gratificantes, ya que les permiten ser parte de la alegría y emoción al recibir a sus pacientes, con los que no habían tenido contacto por varias semanas, en algunas ocasiones.

Dijo que aunque los camilleros no salvan vidas como los médicos, canalizan o aplican medicamentos como las enfermeras y su intervención, aunque es pequeña, contribuye al proceso de atención a los pacientes. 

Cabe mencionar que Manuel Alberto también se contagió de Covid-19, pero su cuadro fue leve y le permitió reincorporarse a su labor, una vez pasado el tiempo establecido por los médicos, es por ello que esa experiencia le permitió tener empatía con los pacientes y la lucha que enfrentan, por lo que en equipo con el resto del personal, hace lo mejor para cada uno de los enfermos.