Córdoba.- De confirmarse una posible reducción de 6 millones de pesos en participaciones federales, el alcalde Portilla -el alcahuete de Lavín- ya contempla disminuir los apoyos que se otorgan a la ciudadanía a través de los programas sociales del ayuntamiento, en vez de recortar su abultada nómina, que además no transparenta.

“Tenemos problemas en el sentido que no sabemos si vayamos a recibir todo lo presupuestado, porque se estima una rebaja en nuestra participación, precisamente el tesorero fue para ver el comportamiento de nuestras participaciones federales, y tomar las previsiones que debamos aplicar, porque al parecer podríamos sufrir una adecuación de menos seis millones de pesos”, señaló.