Superiberia

Fortín de las Flores.- Los regidores Primero y Segundo del ayuntamiento de local, Sergio Jiménez Soto y Francisca Martínez Méndez, respectivamente, fueron calificados por varios de sus compañeros ediles como un par de “parásitos” que se alimentan del gobierno municipal, pero que son buenos para nada y además nocivos.

Del primero, encargado de las comisiones de Agua Potable, Protección Civil, Asistencia Pública, Participación Ciudadana y Vecinal, Población, Desarrollo Social, Limpia Pública y Salud, se quejaron por su constante ausentismo. “Es de los más faltosos, poco se presenta a trabajar a sus oficinas y a bordo de su camioneta de lujo se dedica a pasear por el municipio”, comentó un regidor que solicitó el anonimato para evitar caer en confrontaciones con el morenista.

Por cuanto hace a Francisca Martínez, también de la “Cuarta Deformación”, encargada de las comisiones de:  Policía y Prevención del Delito, Educación, Registro Civil, Panteones y Reclutamiento, Ciencia y Tecnología, Alfabetización, Bibliotecas y Recreación, los declarantes afirmaron que la comisión de Seguridad le quedó muy grande, puesto que no ha hecho nada para abatir los índices de inseguridad en el municipio.

“En Fortín corren ríos de sangre, hay secuestros, asaltos, robos, ejecuciones, feminicidios, extorsiones y no hay acciones específicas para contrarrestar el veloz avance del crimen organizado, porque la regidora anda más preocupada y ocupada en asuntos político-electorales que en atender las comisiones a su cargo”, refirió otro regidor opositor a los morenistas.

Explicaron que los parásitos son seres que viven en otro cuerpo y se alimentan de él, pero además le provocan enfermedades y otros males y guardadas todas las proporciones, la pareja de ediles morenistas, viven del ayuntamiento, cobran un buen sueldo, meten viáticos, no trabajan y menos, resuelven problemas del municipio.

Vecino