COLORADO.- La MLS ya tiene Clásico de la Nieve. Este fin de semana en la jornada inaugural de la Temporada 2019, Colorado Rapids y Portland Timbers jugaron el partido más frío en la historia de la liga con una temperatura de -8° C. Una tremenda tormenta provocó que al árbitro se le congelaran las pestañas (literalmente), que los jugadores se sacudieran la nieve de la cabeza y que el campo de juego recibiera tratamiento especial para que las líneas se vieran en verde, mientras que el resto de la cancha fue blanca y el balón naranja. 

Eso sí, fue un juegazo que terminó 3-3 con goles de Kei Kamara, Benny Feilhaber y Andre Shinyashiki al 94’ para los locales Rapids, mientras que por los Timbers mecieron redes Diego Valeri, Sebastián Blanco y Deklan Wynne. En el minuto 27, Colorado se quedó con un jugador menos por la expulsión a Axel Sjöberg por impedir con la mano un gol.