Cuichapa, Ver.- Una cuadrilla de trabajadores del Ayuntamiento reparó el registro de drenaje que se hundió hace unas semanas por el pasó constante de vehículos pesados y era considerado un peligro para los automovilistas.
Desde finales del 2020, el área se encontraba acordonada después de que una camioneta cayó en la trampa qué se hizo por el hundimiento de la tapa del registro.

El alcalde Sergio Díaz Ortiz ordenó la reparación del desperfecto que había en entrada al corralón cañero para evitar posibles desgracias tanto de automovilistas como de personas que circulan por la calle 11 para llegar a sus hogares.

Personal de Obras Públicas, retiró los restos de concreto que se hundieron en la olla de registro y este lunes colocaron una nueva tapa que cubriera el hoyo, para garantizar seguridad a los automovilistas que circulan de Toluquilla a Providencia o Providencia a Omealca.

El desperfecto fue reparado al cien por ciento y se inició con la rehabilitación de otra tapa de registro afectada dos cuadras adelante del corralón cañero que podría convertirse en un problema para la población.
Vecinos aseguraron que con la reparación del área afectada por el hundimiento de una tapa de registro, se termina con un grave problema que existía desde hace varias semanas, ya que el riesgo no sólo era para los carros cañeros que entran al corralón a esperar turno, sino también para los motociclistas y automovilistas que circulan de noche por la calle principal que une Omealca con Providencia.