Varias ciudades de Ecuador amanecieron el martes cubiertas de una capa de ceniza por la actividad eruptiva del volcán Sangay, ubicado en la región amazónica del país, lo que obligó a las autoridades a tomar medidas de prevención.

El volcán Sangay entró en proceso eruptivo en mayo del 2019, pero debido al fuerte viento registrado en las últimas horas la ceniza avanzó por varias localidades de la costa y sierra del país, incluyendo la ciudad de Guayaquil.

La ceniza sale del volcán Sangay y luego se extiende hacia la provincia del Guayas y vemos una cantidad de ceniza que está llegando cerca de Guayaquil”, dijo Benjamin Bernard, del Instituto Geofísico de Ecuador. “Está asociado quizá a explosiones del volcán”, añadió a periodistas.

En varias localidades la ceniza cubrió algunas calles, techos de viviendas y automóviles.