Superiberia

Córdoba.- Un grupo de personas detectó que un hombre (sin escrúpulos) tiró a cuatro gatitos al río de aguas negras que cruza por la colonia La Sidra, por tal motivo dos jóvenes del lugar decidieron brincar el muro de contención para salvar a los pequeños felinos; desafortunadamente sólo pudieron rescatar a tres de los cuatro gatos.
Los jóvenes Irving Martínez Hernández y Diego Reyes García, ambos de 15 años y vecinos de la colonia La Sidra, fueron informados por una señora de que en el río se escuchaban maullidos de gatitos, no dudaron ni un momento en ir a esa zona y decidieron meterse a la ribera del riachuelo para rescatar a los gatitos que algún inhumano acudió a aventarlos.
Desafortunadamente uno de los gatitos no fue salvado, pero los otros tres felinos quedaron a salvo, mientras tanto entre los vecinos decidieron adoptarlos y brindarles así una vida saludable.
Los jóvenes querían meterse por el cuarto gatito, pero no contaban con las herramientas necesarias para poder hacerlo y expondrían más su integridad física de lo que ya lo habían hecho porque estaba muy oscuro y el terreno peligroso.
Y no sólo en nuestra ciudad, sino en el País este tipo de actos “inhumanos” se realizan por gente que en lugar de buscarle un hogar a gatos o perros, prefieren abandonarlos, envenenarlos o en su caso tirarlos a un río.

Vecino