México, D.F.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y los gobiernos estatales y municipales, aplican el operativo “Equinoccio 2013”, en los 53 sitios prehispánicos que registran el mayor número de visitantes, de las 180 zonas arqueológicas que hay abiertas en México.

Las carreteras y casetas de cuota están vigilados por elementos del Ejército Mexicano, Policías federales y estatales, de protección civil, así como por  bomberos y paramédicos.

Mañana 21 de marzo, que es cuando se registrará la mayor afluencia de turistas en los centros ceremoniales del país, no se permitirá subirse a los edificios emblemáticos, entre ellos, la pirámide de Kukulcán, el observatorio, y el juego de pelota en Chichén-Itzá, Yucatán.

“Están los edificios delimitados precisamente para conservar y preservar todas estructuras que tenemos y los materiales culturales”, señaló Jacqueline de la Garza, director Jurídico del INAH.

Se estima que en las 53 zonas arqueológicas del país acudan más de 400 mil personas, las más visitadas son: Teotihuacán en donde se esperan 70 mil personas. Le sigue la ciudad maya de Chichén-Itzá en Yucatán.

“El año pasado tuvimos a 20 mil gentes, sentimos que por ahí vamos a estar”, dijo Enrique Magadan, director del Patronato cultural en Yucatán.

Otras zonas arqueológicas con mayor afluencia de visitantes son: Palenque y Toniná en Chiapas; Xochicalco y El Tepozteco en Morelos; Monte Albán y Mitla en Oaxaca; Comalcalco en Tabasco; Edzná en Campeche; El Tajín en Veracruz; Tula en Hidalgo, y Dzibilchaltún en Yucatán.

Los operativos tienen como objetivo, el resguardo del bien patrimonial de México y de protección civil.

 

agencias