Río Blanco.- Con una inversión superior a los 4 millones de pesos, se restauró el puente Reforma, el cual pasó de cuatro a 10 metros de ancho, lo que evitará inundaciones en las inmediaciones del río Carbonera, beneficiando a más de 15 mil habitantes quienes en años anteriores, estaban expuestos a las inundaciones, dijo el alcalde Miguel Martínez Martínez.

En un acto de inauguración que corrió a cargo del munícipe, en compañía de la Presidenta del DIF, Magali Hernández, y de representantes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como demás miembros de la actual comuna y vecinos que viven en las inmediaciones del río La Carbonera, se efectuó este evento ayer a las 14:30 horas.

“La inauguración del Puente Reforma, rehabilitado en el área hidráulica, se amplía hoy donde pasa el río de la Carbonera, se inaugura uno de tres puentes, de la colonia Reforma, y el de la colonia Centro se gestionó desde el 2011, con una inversión de 4 millones y medio de pesos que realiza directamente la SCT por medio del Fondo de Desastres Naturales, la solicitamos por medio de Protección Civil y de la Secretaría de Gobernación”.

Enfatizó que durante años anteriores, en temporadas de lluvias como la registrada durante el 2011, en donde se vieron afectados los habitantes de esta zona al desbordarse el río, perdiendo sus pertenencias y arriesgando sus vidas, vivían en zozobra cuando llegaba dicha temporada climática, lo cual ha terminado con esta obra.

“Estamos en la barranca de La Carbonera, es un río de respuesta rápida en el que en menos de una hora, tenemos más de 60 metros cúbicos por segundo de agua que vienen bajando de la ladera, y al llegar a esta zona, se conducen sobre el canal; ahora se amplió 10 metros de ancho por tres metros de alto, tenemos un área hidráulica de 30 metros promedio, y poniendo presas de retención de sólidos que es la segunda etapa para disminuir los riesgos a la población, filtrar el agua y evitar los golpes de agua que se tenían en el puente Abasolo”.

Explicó que ahora, con la rehabilitación del puente Reforma, se suman otros dos de la misma zona centro que representaban un riesgo latente, lo cual cambiará con su acondicionamiento, y en breve quedarán concluidos.

“En el desbordamiento del 2011 un promedio de 15 mil habitantes se afectaron y con esta obra se evita este problema, se cuidan los bienes y la integridad física”.

Carlos Guevara

El Buen Tono