• Denuncian colonos

Río Blanco.- Vecinos de la colonia Barrio Nuevo lamentaron que las autoridades municipales relajaron las medidas sanitarias para prevenir el COVID-19.
Indicaron que la zona donde habitan se convirtió en “foco rojo” con cinco casos sospechoso, a pesar de ello carecen de atención del Sector Salud.
Aún cuando la nueva normalidad contempla reforzar y mantener protocolos sanitarios, expusieron que en la ciudad ya no hay filtros, ni las autoridades verifican que todos los comercios y establecimientos cumplan.
“Es evidente que el virus se propaga y aunque es nuestra responsabilidad cuidarnos y seguir las medidas preventivas, las autoridades también deben coadyuvar, pero en Río Blanco esto no ocurre, tal parece que para las autoridades la pandemia ya terminó”, expresaron los quejosos.
La demanda colectiva es que personal de Salud acuda a la colonia para sanitizar las viviendas, ya que ello les dará tranquilidad y evitará que se registren nuevos contagios.
“En la colonia todos estamos con incertidumbre y preocupación porque sabemos de al menos cinco casos sospechosos de Coronavirus, también de un vecino que tiene todos los síntomas, pero que permanece en cuarentena en su domicilio porque los familiares no lo quieren llevar al IMSS, por temor a que su estado se complique y mueran”, dijeron.