Orizaba.- A fin de reforzar las medidas de prevención y control del sobrepeso y obesidad, se implementará el programa que ya activó a nivel nacional la Secretaría de Salud, el cual consiste en retirar los saleros de restaurantes y centros de servicio de cocina, esto para disminuir el alto consumo de sodio, dijo el subdirector de la Jurisdicción Sanitaria 7, Carlos Morales Villagrán.

Precisó que esta medida no representa alguna represión, sino que es un control ante la estadística que se tiene a nivel nacional en cuanto al sobre peso, donde el país ocupa el tercer lugar sólo detrás de China y Estados Unidos.

Y es que el alto consumo de sal de mesa ocasiona en el organismo acumulamiento de agua que, aunado a la falta de actividad física, consumir verduras y alimentos ricos en fibra, se desencadenan padecimientos como la obesidad, que a su vez puede generar diabetes, problemas cardiacos, así como afectaciones en el sistema circulatorio que alimenta principalmente al cerebro, precisó.

Esta campaña ya se encuentra activada, pues el sector restaurantero recibió pláticas por parte de la Coordinación de Riesgo Sanitarios de los programas de salud que se mantienen vigentes y los que habrán de implementarse. 

Carlos Guevara

El Buen Tono