Amatlán.- Las lluvias que han azotado la zona en los últimos días, ha provocado el retraso en la obra que va del entronque de la carretera a Cuichapa, al penal de La Toma, cuya exigencia se precisó mediante una manifestación y bloqueo de carreteras.

“Comenzamos hace unos días con la introducción del drenaje y de algunos beneficios extras para la población, como lo es las tomas de agua domiciliarias, con eso los apoyamos y de ahí partió la pavimentación”, explicó el alcalde Eduardo Rojas Camacho.

El funcionario añadió que la obra podrá estar lista a más tardar en tres semanas, es decir en la quincena entrante de diciembre, aunque esto será posible solo si no continúan las lluvias en la región central del estado.

Vecinos de Trapiche Viejo bloquearon en su momento los accesos a la comunidad por falta de proyecto y de una planeación adecuada que contemplara también el cambio de la tubería de drenaje y de las tomas de agua potable, para evitar que más adelante se rompa el pavimento para realizar estos trabajos.

Con presupuesto de la Federación y gestiones de la Legislatura del Estado, se lograron los recursos para la realización de obras, contemplada en ellas la rehabilitación del pavimento de la carretera que va al penal de La Toma, que ya se encuentra obsoleto por haberse realizado hace más de 10 años.

Por esta razón Rojas Camacho y personal de la Secretaría de Comunicaciones se reunieron en días pasados para inspeccionar los trabajos de esta obra, así como atender las inconformidades de los vecinos y tomarlos en cuenta para llevar a cabo los trabajos de asfaltado.

 

José Vicente Osorio Vargas

El Buen Tono