Amatlán.- Una vez que se dio a conocer el daño patrimonial por parte del ex alcalde de Yanga, el presidente municipal de esta localidad, Eduardo Rojas Camacho, confió que por medio de las pruebas presentadas, se determine en breve la situación legal del ex edil Hugo Granillo López, acusado de desviar recursos del erario público.

Rojas Camacho dijo que es necesario que se den a conocer lo antes posible los veredictos del Órgano de Fiscalización (ORFIS), por lo que en caso de que se confirmara el daño patrimonial, será necesario presentar la denuncia correspondiente y castigar a los responsables.

Y es que a un año y cinco meses de que fuera presentada una denuncia por daño patrimonial por el orden de los $4 millones, en contra del ex alcalde Hugo Granillo López, ni la Procuraduría General del Estado de Veracruz, ni el ORFIS, han determinado si existe daño patrimonial o no.

Además de que en su contra recae una investigación ministerial presentada por la actual administración municipal, extendida a la Legislatura Local y el Órgano de Fiscalización Superior del Estado.

Y es que a decir de las autoridades locales, Granillo López  dejó pasivos por más de $10 millones de pesos, así como obras inconclusas y “fantasmas”, acciones que fueron asentadas en base a una auditoría realizada por la actual administración.

La denuncia fue incluso presentada ante la Agencia Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos, con el numeral 597/2011, luego de haber realizado “observaciones que se enviaron al ORFIS y la Legislatura del Estado, pero que a la fecha no se han podido resolver, por lo que esperan todo llegue a su tiempo.

 

José Vicente Osorio Vargas

El Buen Tono