• Es necesario tener una buena alimentación, para no afectar la salud

MADRID.- Un gran estudio sobre más de 100 mil personas dirigido por investigadores de la Universidad de Bristol, en Reino Unido y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, ha revelado que un IMC (índice de masa corporal) más alto es más peligroso para los hombres, mientras que una relación cintura-cadera más alta (la circunferencia de la cintura dividida por la circunferencia de la cadera), es más peligroso para las mujeres, según publican en ‘BMC Medicine’.
Para descubrir esto utilizaron un enfoque llamado asignación al azar mendeliana que usa información genética como una medida indirecta del peso para investigar el efecto de diferentes medidas de grasa corporal sobre el riesgo de cáncer colorrectal en hombres y mujeres.
Un aumento en el IMC de aproximadamente cinco kg / m2 incrementó el riesgo de cáncer colorrectal en un 23% para los hombres, pero solo en un 9% para las mujeres. Mientras que un aumento equivalente en la proporción cintura-cadera elevó el riesgo para las mujeres en un 25 por ciento, este fue solo del cinco por
ciento para los hombres.
El cáncer colorrectal es uno de los cánceres más prevenibles si se lleva una dieta equilibrada, se mantiene activo y se mantiene un peso saludable.
La doctora Emma Vincent, una de las investigadoras que dirigió el estudio, de la Universidad de Bristol, resalta: “Nuestro estudio, que es el más grande en analizar la diferencia entre la grasa corporal y el riesgo de cáncer colorrectal en hombres y mujeres, revela necesitamos un enfoque más matizado al tratar de prevenir el cáncer”.
“Ahora estamos trabajando para comprender exactamente cómo el aumento de grasa corporal causa el cáncer colorrectal, lo que puede darnos nuevos objetivos para reducir el riesgo –prosigue–. Esto es importante porque mantener la pérdida de peso todavía es muy
difícil”.
Natasha Paton, gerente de información de salud de Cancer Research UK, explica que “está bien establecido que mantener un peso saludable afecta a muchos tipos de cáncer. La mayoría de las investigaciones que relacionan el exceso de peso con el cáncer utilizan el IMC, pero este estudio se suma a la evidencia de que el exceso de grasa en el la cintura también es importante”.