Izmir.- Un fuerte sismo sacudió hoy, 30 de octubre de 2020, el mar Egeo, que se sintió en Grecia y Turquía, donde algunos edificios colapsaron en la provincia costera de Izmir, informaron autoridades.

Minutos antes, la agencia estatal de emergencias turca AFAD reportó el temblor de magnitud 6.6 con epicentro en el mar, a unos 17 kilómetros de la costa de la provincia de Izmir, a una profundidad de 16 kilómetros. El USGS dijo que el movimiento se produjo a 33.5 kilómetros del litoral turco.

Al parecer, en ambos países no se ha confirmado la existencia de víctimas, aunque medios locales hablan de importantes daños materiales tanto en Grecia como en Turquía, que incluyen el derrumbe de varios edificios.

En el caso de Grecia, varios testimonios de isleños en la televisión pública helena, ERT, mencionan importantes daños materiales en la zona.

El ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, informó en Twitter que seis edificios se derrumbaron en dos distritos de la provincia de Izmir. Agregó que no hay reportes de víctimas de otras seis provincias donde se sintió el terremoto, aunque sostuvo que se veían grietas en algunas construcciones.

El sismo fue percibido en toda la costa turca del Mar Egeo y en la región noroccidental de Marmara, informaron medios locales. No se reportaban de inmediato víctimas ni daños importantes.

La gente inundó las calles de la ciudad turística de Izmir, dijeron testigos, después de que el terremoto de magnitud 7,0 azotara la región.

Las autoridades instaron a los residentes de la isla griega de Samos, que tiene una población de aproximadamente 45 mil habitantes, a mantenerse alejados de las zonas costeras, dijo Eftyhmios Lekkas, director de la organización griega para la planificación antisísmica. “Fue un terremoto muy grande, es difícil tener uno mayor”, agregó.