La NASA dio a conocer los resultados de su mayor investigación sobre este tema, el llamado “Estudio de los gemelos” o Twin Study.


El estudio, publicado en la revista Science, es de vital para comprender el impacto en el cuerpo humano de futuras misiones a Marte. Se trató de una oportunidad única. Los científicos analizaron los cambios experimentados por el astronauta Scott Kelly durante 340 días en la Estación Espacial Internacional (EEI) entre 2015 y 2016.

Los hoy astronautas retirados de la NASA fueron sometidos a numerosos controles antes, durante y después de la misión de Scott, que tenía 52 años durante la misma, y cuyas muestras fueron enviadas a la Tierra.

Algunos de los resultados eran esperados, como la pérdida de densidad ósea, alteraciones en la microbiota, aumento en marcadores de inflamación y cambios en la estructura del globo ocular. Una de las grandes sorpresas fue el cambio en los telómeros, los extremos de los cromosomas que aseguran su replicación correcta durante la división celular. Se sabe que estos extremos se acortan como resultado del estrés, y están relacionados con el envejecimiento.

Fue sorprendente para los científicos que se produjo un alargamiento en los telómeros de Scott Kelly mientras estaba en el espacio.