in

Se atascan en Rancho Trejo, suspenden actividades

Superiberia

Laura A. García

El Buen Tono

Amatlán.- Una larga fila de vehículos se forma en la autopista Veracruz-Córdoba en el carril de subida, así se observa en el tramo Rancho Trejo. 

En Peñuela las unidades llenan la congregación, debido a los trabajos de rehabilitación que se llevan a cabo en el puente de Metlac, así como el retiro de la caseta de peaje de Fortín. 

El trayecto se hace pesado porque pasar este tramo para ingresar a Córdoba requiere de 30 a 45 minutos, la situación empeora porque a la altura del crucero ferroviario el paso se reduce de cuatro a dos carriles en ambos sentidos, generándose un exceso de tráfico y paso lento.

La autopista se satura de camiones pesados, principalmente tráileres, que se quedan varados por varios minutos, su extensión supera  Rancho Trejo, ya que va rumbo a Yanga.

Automovilistas dijeron que el problema es mayor porque en la zona no hay vías alternas que permitan el avance del flujo vehicular, por lo que deben esperar pasar por el tramo o ir hasta Peñuela, y de ahí seguir el camino.

En esa congregación a ratos paran las unidades, avanzan a vuelta de rueda y no hay rapidez, lo que retrasa el traslado de quienes van rumbo a la escuela, trabajo o tienen alguna actividad que realizar en la ciudad de Córdoba. 

A esta fila se suman algunos peregrinos que llegan a la localidad para pasar la noche, luego de recorrer varios kilómetros con su antorcha, imagen o, que sólo van rumbo a la Basílica para venerar a la Virgen de Guadalupe.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

Bill Gates visualiza una semana laboral de 3 días gracias a la inteligencia artificial

Torpeza de Capufe daña la economía, indica especialista