Orizaba.- Un campesino de Acatlán de Pérez Figueroa murió luego de 48 horas de agonía, al haber caído accidentalmente en su casa y golpearse el cráneo.

De acuerdo al dictamen médico, el hombre murió víctima de una fractura que le provocó hemorragia cerebral.

El finado se llamó Pedro González Lagunes, tenía 55 años, era campesino, y vivía en Acatlán.

Su esposa María del Carmen García Gutiérrez, fue quien lo identificó oficialmente, y reclamó el cuerpo para darle sepultura.

La mujer explicó que el 6 de noviembre su esposo llegó  su casa en estado inconveniente, alrededor de las 16 horas, y se acostó en un sofá para descansar.

Alrededor de las 20 horas el hombre se levantó para dirigirse al baño, pero cuando lo hacía cayó accidentalmente y se golpeó la nuca.

Quedó inconsciente y al escuchar el ruido su familia acudió a ver qué había ocurrido, encontrando a Pedro, tirado.

De inmediato lo trasladaron a una clínica local para su valoración, pero al ver que estaba grave, decidieron llevarlo al nosocomio de Especialidades del IMSS en Orizaba, en donde falleció 48 horas después.

El cuerpo fue levantado por personal de una funeraria local, quien lo trasladó a sus instalaciones para luego llevarlo a su lugar de origen y darle sepultura.

GABRIEL LAGOS

El Buen Tono