Córdoba.- A decir de Alejandro Carvajal Vidal, presidente nacional de la Red de Usuarios Financieros A.C., los estudios del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, representa un riesgo latente el aumento tan exagerado en la cartera vencida de vivienda, sumado a la caída del poder adquisitivo de la moneda y al crecimiento de la inflación.

“El deficiente manejo de la economía durante el sexenio que está por terminar, ha traído como consecuencia la caída del poder adquisitivo de los mexicanos”. En rueda de prensa, Carvajal Vidal explicó que se ha emitido un  boletín informativo de la Red de Usuarios de Servicios Financieros, se explica que la pérdida del poder adquisitivo fue de 43.1% entre 2006 y 2012, para acumular un 79.11% en 25 años.

Como consecuencia los mexicanos hemos tenido que priorizar los gastos, por lo que los créditos que fueron adquiridos para comprar una vivienda tuvieron que dejar de ser pagados, destacó el entrevistado.

En los tradicionales Portales de Córdoba, acompañado por un grupo de integrantes de este red, dijo que el mismo estudio, en enero de 2006 la cartera vencida de vivienda en la banca comercial (sin contar Infonavit, Fovissste y Banca de Desarrollo) se ubicaba en 4,367.2 mdp lo que representaba sólo el .04% del PIB en 2005; al cierre de julio de 2012 los deudores en mora deben a la banca comercial, sólo por créditos a la vivienda, 14,131.2 mdp lo que representa un .10% del PIB de 2011.

“El crecimiento de la cartera vencida es desproporcionado en comparación del crédito otorgado. El crédito otorgado creció un 239%, sin embargo, la cartera vencida se disparó en el mismo periodo 324%, lo que refleja la suma de las condiciones contractuales abusivas de los bancos y el impacto del estancamiento económico sobre los ingresos, lo que pone en peligro el  patrimonio.

Destacó que otro comportamiento que pone de manifiesto el poco compromiso social de los bancos y la inacción del Gobierno de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, es que el crédito a la vivienda, por parte de las instituciones bancarias, se concentra en las de tipo residencial y medio, dejando en el olvido la vivienda de interés social, en donde más necesidad de crédito existe. Además de haber poco crédito para vivienda en el sector bancario, el poco que hay no se destina a la mayoría de la población. Del 100% de crédito otorgado a la vivienda en 84.12% se concentra en la vivienda media y residencial, y sólo el 15.88% se destina a la de interés social, agregó.

 

Ricardo Jácome 

El Buen Tono