Córdoba.- Integrantes de una familia estuvieron a punto de morir aplastados durante la noche de este martes luego de que una camioneta Avalanche, la que era conducida a exceso de velocidad sobre el camino estatal a la comunidad San José de Tapia, se saliera del camino debido al estado de ebriedad en que conducía, y terminara chocando contra la barda de una vivienda.

Este accidente, movilizó a elementos de la Policía Vial, Policía Estatal y de Tránsito estatal, así como elementos de la Comisión Nacional de Emergencia, que llegaron para brindar apoyo a los agraviados. 

Los hechos se registraron alrededor de las 23:30 horas de este martes cuando Antonio Ramos, de 25 años, vecino de Naranjal, conducía a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, una camioneta Avalanche azul, placas XT-38559 del estado, 

La unidad circulaba sobre la carretera Naranjal-San José de Tapia y en un tramo de curva, el chofer perdió el control para salirse del camino y quedar a unos 100 metros sobre unos cañales, no sin antes derribar una maya metálica y terminar incrustándose contra la barda de una vivienda, en la que dejó serios daños materiales. 

El chofer, al percatarse de los daños descendió de la camioneta y escapó del lugar para evitar ser detenido por la Policía, la que llegó al lugar para abanderar el área y esperar la llegada del perito de Tránsito estatal, el que ordenó que dicha unidad fuera retirada a un corralón, mientras se continuaban las diligencias para deslindar responsabilidades.

En el lugar de los hechos, los moradores de la vivienda, dieron a conocer su temor y un tanto nerviosos, dijeron que sólo escucharon el golpe, ya que estaban durmiendo cuando se accidentó la camioneta.

 

Romeo Real Pachín

El Buen Tono