Córdoba.- Vecinos  de El Guayabal rechazaron que elementos del Mando Único realizaran pláticas de proximidad y recorridos dentro de su colonia, esto ante la división que existe de los distintos liderazgos, un grupo mayoritario se opuso debido a que no se le había consultado sobre la realización de dichos talleres ni sobre el ingreso de los efectivos.

El conflicto entre distintos grupos de habitantes de El Guayabal comenzó cuando un conjunto minoritario de habitantes de dicha colonia solicitó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) un curso-taller de proximidad para los vecinos y el ingreso de los elementos a realizar rondines; sin embargo, no todos los vecinos fueron consultados sobre esta decisión.

Mientras el primer grupo señalaba que dentro de la colonia se vive un ambiente de inseguridad y violencia, el segundo negó cualquier acusación sobre esta situación, guía clave de que estos actos se generan entre ambos equipos, ya que en diversas ocasiones se han dado enfrentamientos verbales y físicos entre ellos.

Por su parte, el segundo grupo indicó que no hace falta la presencia de los elementos del Mando Único, esto debido a que ellos mismos han brindado la seguridad que necesitan, por lo cual su presencia estaría de más, incluso, una de las vecinas señaló: “Lo que deberían de hacer es salvaguardar la ciudad, ya que se ha visto de manera clara que no han sabido llevar a cabo la tarea de brindar seguridad a los cordobeses”.

Mientras los vecinos del primer grupo opinaron que antes de la inseguridad que se vivía meses atrás, tuvieron que cercar dicha colonia y colocar un portón para evitar que gente desconocida entrara y de esa manera brindar seguridad, el conjunto minoritario solicitó estrictamente la presencia del Mando Único y de los talleres de la Secretaría de Seguridad Pública.

Finalmente, dicha problemática se da en el contexto de la falta de regularización de las tierras de la reserva territorial de Agustín Millán, el cual es uno de los pendientes del actual Gobierno del Estado, quien se comprometió a brindar la regularización durante su Administración y todo esto lo ha provocado la falta de un liderazgo que unifique a los distintos grupos y esté pendiente ante conflictos entre los existentes.