Amatlán.- Con el paso de la temporada electoral y la salida del alcalde Eduardo Rojas Camacho de la presidencia quien busca contender por la diputación local, los campesinos de esta localidad quedaron en el desamparo total, sin que hasta el momento puedan obtener un beneficio real.

Y es que luego del paso de las tormentas tropicales, las fuertes lluvias y las suradas que han afectado diversos productos, los campesinos, no han recibido beneficio alguno, así como tampoco se han aterrizado los proyectos.

Mientras que la administración municipal mantiene detenidos todos los programas por la falta de seguimiento y un buen trabajo, además de la salida de funcionarios que buscan seguir viviendo del erario público.

Es decir que quienes abandonaron a los campesinos, ahora volverán a pedir el voto en las diferentes congregaciones y comunidades que están en el olvido y que a la fecha no han recibido apoyo alguno.

Pese a que ya fue enviada la solicitud para la entrega de los recursos o plantas nuevas, los productores siguen sin tener respuesta, incluso aseguraron que tienen los rumores de que podrían no llegar.

Y es que con el paso de las lluvias, productores de plátano, café y otras materias, se vieron afectadas en gran medida, por ser destruidas las hojas y flores que permiten el buen desarrollo de los mismos.

 

 José Vicente Osorio 

Vargas

El Buen Tono