Superiberia

Maltrata.- El infortunado hombre fue identificado como José Enrique Euan Canul, quien tenía 35 años y era originario de la ciudad de Mérida, Yucatán, cuyos restos fueron trasladados al Semefo de Orizaba para que se le practique la necropsia de Ley, y que sean reclamados por sus familiares.
Infomación oficial refiere que el percance ocurrió durante las primeras horas de la mañana de ayer viernes, cuando el hoy occiso, manejaba un vehículo marca Kenworth de color blanco, con placas del Servicio Público Federal (SPF), que es propiedad de la empresa “Transportes Logístics”, rumbo a Veracruz.
Fue al llegar a la curva que está a la altura del kilómetro 239 que, Euan Canul se percató de que la unidad se quedó sin frenos y por más que quiso, no pudo mantener el control del volante y acabo cayendo al fondo de un barranco de poco más de 50 metros de profundidad.
Desafortunadamente el trailero murió al instante tras quedar aplastado entre los fierros retorcidos, por lo que al ver lo sucedido, varios automovilistas alertaron a los servicios médicos de Capufe, cuyo personal acudió para confirmar la muerte del operador y se dio parte a la estación de la Guardia Nacional, División Carreteras.
Fueron efectivos de dicha corporación quienes llegaron a cabo las primeras diligencias, hasta la llegada de la Fiscalía Regional y de la dirección de Servicios Periciales, quienes descendieron al fondo del precipicio para realizar el levantamiento del cadáver del infortunado sujeto, que fue enviado al Servicio Médico Forense.
Por su parte, la rapiña no se hizo esperar y decenas de personas se llevaron parte de la mercancía que quedó regada por todo el lugar, luego de que el remolque en el que era transportada quedó prácticamente desecho, hasta que finalmente el vehículo fue rescatado con el apoyo de dos grúas, para así poder trasladarlo al corralón de una empresa particular.

Vecino