México, D.F.- La cerrazón y la falta de diálogo desembocaron en el conflicto que actualmente se vive en Michoacán, entre estudiantes normalistas y autoridades estatales, dijo el ex abanderado presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.

Agregó que no será con la represión como se llegue a una solución del conflicto, sino con el diálogo.

“Hace falta diálogo, están aplicando medidas de fuerza, nunca se pueden resolver los problemas con represión, con violencia, yo lamento mucho que haya este conflicto en Michoacán, provocado básicamente por la cerrazón, por no dialogar”.

“Así son el PRI y el PAN, están acostumbrados a usar la fuerza, son lo mismo, el PRIAN, es lo mismo Calderoncito que Peñita”, señaló.

López Obrador aseguró que los normalistas estarían dispuestos a entablar un diálogo, pero generalmente, es la autoridad la que se cierra y no quiere ceder.

“(Yo espero) que todo se resuelva de manera pacífica, porque el país está en una situación muy difícil y no hay que caer en ninguna provocación, el país está en manos de una banda de malhechores, encabezada por Carlos Salinas de Gortari”, agregó.

El tabasqueño estuvo en Aguascalientes para tomar protesta a los integrantes del Comité Ejecutivo Estatal del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que busca convertirse en un partido político, solicitud que deberá presentar ante el IFE en enero.

Adelantó que el próximo año comenzará la instalación de los comités municipales de Morena.

López Obrador aprovechó su estancia para criticar la visita que Salinas de Gortari hizo a Aguascalientes, al rancho del Gobernador Carlos Lozano de la Torre, a quien calificó como un achichincle del ex Presidente.

La visita de Salinas de Gortari fue difundida el pasado fin de semana, mediante una fotonota que envió la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado.

Agencias