MALTRATA.- Una camioneta que es propiedad de una empresa contratista que trabaja para Capufe, derrapó sobre el piso mojado cuando circulaba sobre el carril de descenso de la autopista Puebla-Córdoba, y acabó varada dentro de una zanja que está a un costado. 

Afortunadamente, los trabajadores que viajaban en la parte de atrás y en la cabina lograron resultar ilesos, por lo que no fue necesario que recibieran atención médica, aunque el vehículo sufrió daños valorados por la Policía Federal en más de 30 mil pesos. 

El accidente ocurrió aproximadamente a las 19:00 horas del pasado miércoles, cuando una cuadrilla de trabajadores de una empresa dedicada a la conducción, se desplazaban en una camioneta de tres toneladas marca Chevrolet de color blanco de redilas, con placas foráneas. 

Fue la espesa neblina y la intensa lluvia lo que provocó que el conductor de la unidad perdiera la visibilidad por lo que ellos mismos se hicieron su maldad al no colocar señalamientos viales.