Orizaba.– Es imposible desaparecer las aportaciones económicas que dan los padres de familia como cuota de inscripción, debido a las necesidades que hay en los planteles, así lo consideró el delegado de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) en Zongolica, Marcelo Tepole.

A pesar de ello, dijo estar en desacuerdo que se pretenda imponer la inscripción como un requisito, ya que es ‘voluntaria’, para que los niños queden inscritos en una institución educativa, “principalmente porque la educación no se le debe negar a nadie”.

Indicó que los directores deben proponerles algún plan de pago, alguna facilidad que les permita cumplir con la escuela para que sus hijos no dejen de estudiar, pues se entiende que habrá padres de familia que sean de escasos recursos.

Además, mencionó que en las zonas rurales las cuotas voluntarias oscilan entre los 100 o 150 pesos, con ello, compran material de limpieza como escobas, jabón y cubren otras necesidades, como reparaciones o el equipamiento que les sea necesario.

Por ello, explicó que este recurso es para cubrir lo necesario, pues el Gobierno da una parte y la otra la dan los padres de familia, pero tampoco se trata de que sea una cuota exagerada porque esto pondría en aprietos a los padres.