in

Siguen inconformes en la Cantonal

Superiberia

Nahúm Bastian 

el buen tono

CÓRDOBA.- Padres de familia de la escuela Francisco Hernández y Hernández “Cantonal”, solicitaron mediante un escrito la renuncia inmediata de la directora Minerva Flores Hernández y del presidente de la Sociedad de Padres de Familia (APF) Alejandro Boza Morales, debido al presunto mal uso de las cuotas escolares, por lo que piden a las autoridades educativas, inicien las investigaciones y auditorías correspondientes.

En el documento que llegó hasta la redacción de este medio, los paterfamilias denuncian un presunto contubernio entre la directora y el presidente de la APF en perjuicio de la institución, pues aseguran que no han querido responder por los gastos dejados por la asociación saliente representada por el señor Carlos Espejo Martínez. “Supuestamente son egresos de pagos de mano de obra a trabajadores que no existen”, se puede leer en el comunicado.  

Por otra parte, la directora Minerva Flores Hernández, negó cualquier acusación, argumentando que los bajos ingresos en caja, están respaldados “yo no manejo dinero pero te puedo decir que todos los gastos están debidamente comprobados en las reparaciones que se le deben dar a la escuela porque son necesarias y como sabes, no tenemos apoyo de las autoridades, cada peso está siendo invertido en las remodelaciones, todas las escuelas ya iniciaron con clases presenciales y nosotros no podemos empezar hasta que los alumnos tengan unas instalaciones dignas”, explicó.  

Por su parte, el presidente de la APF Alejandro Boza Morales, señaló que actualmente hay un monto en caja de de 28 mil pesos el cual ya está comprometido, derivado de las adecuaciones que poco a poco se han logrado realizar en las instalaciones del plantel. 

“Nosotros hemos sido hasta chalanes para reducir todos los costos, ese ha sido nuestro trabajo, tratar de abaratar lo que se pueda porque no alcanza el dinero, invitó a los padres de familia a ponerle una hora y fecha y hacer un careo en el que podemos mostrarles todas las notas y aclararles cualquier duda y si deciden intervenir las autoridades escolares para auditarnos, adelante, también estamos abiertos a ello”, expresó. 

Boza Morales, dio a conocer que dichas acusaciones podrían tener su origen luego de un “berrinche” hecho por una madre de familia a quien no le fueron reembolsados mil 200 pesos, monto correspondiente a la inscripción de un alumno a quien después quisieron dar de baja por un presunto cambio de domicilio pero que después se pudo conocer, se trató de un cambio a la escuela Rafael Delgado. 

Rodeli

Se registra choque en la colonia El Carmen

Captura FC a líder cañero en Omealca