SIRIA.- Más de 380 mil personas han muerto, entre ellas más de 115 mil civiles en casi nueve años de guerra civil en Siria, informó el sábado el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El número total de muertos no incluye a unas 88 mil personas que murieron como consecuencia de torturas en cárceles del régimen, ni a miles de personas desaparecidas después de haber sido secuestradas por todas las partes en el conflicto.

Esta institución, que tiene una red de fuentes en todo el País, precisó que, entre víctimas, figuran unos 22 mil niños y más de 13 mil mujeres.

El conflicto estalló después de las protestas contra el régimen sin precedentes en la ciudad meridional de Derá, el 15 de marzo de 2011.

Las manifestaciones se extendieron por todo Siria y fueron brutalmente reprimidas por el régimen, desencadenando un conflicto armado de múltiples frentes, que atrajo a los yihadistas y a las potencias extranjeras.

El conflicto desplazó o envió al exilio a unos 13 millones de sirios, causando miles de millones de dólares en destrucción.

El último número de víctimas del conflicto sirio, emitido en marzo del año pasado por el Observatorio, con sede en Gran Bretaña, fue de más de 370 mil muertos.

Entre ellos, 128 mil combatientes sirios y no sirios partidarios del régimen. Más de la mitad de estos últimos eran soldados de aquel País, mientras que mil 682 pertenecían al grupo chiíta libanés Hezbolá, cuyos miembros han estado luchando en Siria desde los primeros meses de 2013.