Córdoba.- “La situación que prevalece en relación al Rastro municipal no está en nuestras manos, no depende de nosotros sino de las autoridades federales”, señaló el alcalde Francisco Portilla Bonilla en respuesta a las inquietudes de los introductores de ganado que interrumpieron ayer por la tarde la jornada de “El Ayuntamiento en tu colonia”.

“El problema del rastro es algo que hay que estudiar con detenimiento, ya que es un problema que nosotros no podemos resolver, son las autoridades federales quienes están acotando la reapertura de área de bovinos” externó Portilla.

Explicó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) está exigiendo se cumplan una infinidad de requisitos y normas, entre las que resaltan los pagos de unos exámenes, por lo que se buscarán  alternativas para seguir apoyando a los introductores.

Recordó que existen rastros en Cuitláhuac y Orizaba, por lo que el problema de la matanza está resuelto, aunque sí se tiene que identificar cual es la alternativa más viable, higiénica, y que no afecte tanto su economía.

 

Ricardo Jácome 

Zavaleta

El Buen Tono