Cincinnati.-  Andy Dalton fijó un récord personal con cuatro pases de touchdown, dirigiéndoles a receptores diferentes, y los Bengalíes de Cincinnati pusieron fin a una racha de cuatro derrotas con un resonante triunfo 31-13 sobre los Gigantes de Nueva York.

Los Bengalíes (4-5) capitalizaron un balón suelto y dos pases interceptados a Eli Manning, que derivaron en un par de touchdowns en el tercer cuarto. La segunda derrota en fila de los Gigantes (6-4) acentúa las interrogantes en torno al equipo, sobre todo en su ofensiva. Pero les caerá bien tener descanso en la próxima fecha.

Manning completó otro partido flojo, sin emular a su hermano mayor Peyton ante los Bengalíes. Una semana atrás, Peyton lideró a los Broncos en el mismo estadio a una victoria 31-23 para dejar en 8-0 su marca personal ante los Bengalíes. Los Gigantes perdieron cuatro veces el balón.

Los Gigantes deberán de mejorar su accionar si quieren llegar a la postemporada con aspiraciones del título.

Agencias