Superiberia

CDMX.- Las medidas de prevención por el COVID-19 anunciadas por el gobierno de Canadá, de suspender todos los vuelos a México y el Caribe desde este domingo y hasta el 30 de abril, podrían generar una disminución de hasta 791 mil turistas provenientes de ese país, con una baja en el gasto de 782 millones de dólares, estimó el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Miguel Torruco Marqués.

El funcionario federal precisó que esta pérdida puede ser menor a lo estimado, ya que las restricciones del gobierno canadiense son similares a las impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

Señaló que éstas se pueden mitigar con acciones que algunas aerolíneas mexicanas y hoteles en destinos turísticos del país están aplicando con pruebas de COVID-19 anticipadas al regreso de los turistas a su nación de origen, principalmente de Estados Unidos, y con estrictas medidas biosanitarias durante su estadía en México.

Recordó que el viernes pasado las autoridades canadienses anunciaron que, como parte de las acciones para combatir la pandemia del COVID-19, acordaron con cuatro de sus líneas aéreas: Air Canada, Air Transat, WestJet y Sunwing, suspender temporalmente sus vuelos hacia destinos turísticos de sol y playa, entre los que se encuentran los de México y el Caribe.

Esta medida entró en vigor este domingo y se mantendrá durante tres meses, hasta el próximo 30 de abril, agregó a través de un comunicado.

Además, en una fecha aún por confirmar, todos los pasajeros que lleguen a Canadá tendrán que someterse a una prueba de PCR en el aeropuerto de desembarco y esperar durante 72 horas en un hotel designado hasta que se tengan los resultados. Esta estancia puede alcanzar un costo de dos mil dólares canadienses y deberá ser cubierta por el viajero, abundó.

Vecino