ads

ORIZABA.- Trabajadores de la Jurisdicción Sanitaria de Orizaba exigieron que les informen sobre la versión que cada vez cobra más fuerza: que el jefe Adrián Baruch Alanis García es sospechoso a COVID-19; y es que indicaron que este funcionario ha tenido contacto con decenas de trabajadores y de paso nunca usó equipo de protección.
Los empleados de esta dependencia de salud apuntaron que aún cuando Alanis García es médico y jefe jurisdiccional, que conoce el problema que significa el COVID-19, nunca quiso usar cubrebocas, no se cuidó adecuadamente, visitó hospitales y centros de Salud para entregar un poco de equipo a los trabajadores, el cual, dijeron, ha sido siempre de mala calidad, pero sin tener sus medidas de prevención.
Añadieron que aún cuando existe un filtro sanitario a la entrada de la Jurisdicción con un grupo de médicos y enfermeras, quienes por cierto con sus propios recursos adquieren el equipo, él no cumplió con las reglas de prevención que se exige.
Añadieron que después de que trascendió que es sospechoso a COVID-19, el jefe todavía acudió a su oficina

ads