CD. Mendoza.- Incertidumbre y zozobra surgieron entre trabajadores del ayuntamiento, tras la sospecha de casos de COVID-19 entre personal de Servicios Generales y Protección Civil; exigen la atención inmediata del Sector Salud.

Trascendió entre los funcionarios que se trata de tres trabajadores que ya fueron enviados a sus viviendas, pero hay posibilidad de que haya más infectados.

Debido a que las cuadrillas de empleados de diversas áreas implementan filtros sanitarios en las entradas del mercado Morelos y la periferia, temen la propagación del virus y que en los próximos días más asalariados sean afectados.

Ante la situación pidieron la intervención de la dirección municipal de Salud, para el chequeo médico general de todo el personal que labora para hacer frente a la contingencia sanitaria.

Agregaron que van a esperar los resultados de las pruebas que les hagan y determinar si resultan positivos.

Autoridades de Salud recomendaron a la población en general seguir con las medidas de prevención, a fin de prevenir la enfermedad.