Orizaba.- La falta de humedad y el frío seco que actualmente se presentan en el Parque Nacional Pico de Orizaba han provocado una condición que no se había registrado en 13 años, lo que podría derivar en el desarrollo de incendios forestales por la falta de nevadas, indicó Luis Raúl Álvarez Oseguera, integrante de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp).

“Estamos en una condición histórica por la ausencia de humedad, esto es cíclico y la última condición similar se presentó hace 13 años, por lo que estamos teniendo mucho frío seco y si en el día hace mucho calor, ocasiona resequedad fuerte en la vegetación con un importante riesgo de incendios forestales”, destacó.

Álvarez Oseguera señaló que se trabaja de manera estrecha con la Comisión Nacional Forestal (Conafor), gerencia estatal de Puebla y la gerencia de Veracruz, para atender de manera coordinada cualquier deflagración que se presente.

El también director del Parque Nacional Pico de Orizaba, señaló que el tema de la sequía es estacional y no debe preocupar más allá de la temporada de incendios forestales.

“La disponibilidad de la carencia de agua tiene que ver con la permanencia o no de los bosques en toda la región y principalmente en el Parque Nacional”, añadió.

Se calcula que más de millón y medio de personas dependen del agua que se genera en el Parque Nacional Pico de Orizaba, por lo cual mientras se conserven los bosques, estos absorberán la humedad de las lluvias, infiltrándola al suelo para alimentar a los manantiales.

Destacó que la cosecha de agua se sigue dando de manera regular en la zona, por lo que no existe una situación de emergencia por una posible sequía en los próximos meses.

Recordó que desde la Conanp se realizan acciones de cuidado del patrimonio natural de México, por lo que actualmente se llevan a cabo trabajos de restauración ambiental, así como obras de conservación de suelo y agua.